Introducción

<< Click to Display Table of Contents >>

Navigation:  DownHole > Notas teóricas >

Introducción

 

Con el método sísmico down hole (DH) se mide el tiempo que las ondas P y S duran en llegar desde una fuente sísmica colocada en superficie hasta los receptores ubicados en el interior de un sondeo (figura 1, 2).

 

 

DH_1

 

Figura 1 – Esquema down hole con un solo receptor

 

 

DH_2

 

Figura 2 –  Esquema down hole con dos receptores

 

Los componentes indispensables para una medición DH adecuada consisten en:

 

1. una fuente mecánica en grado de generar ondas elásticas ricas de energía y además direccionales.

 

2. uno o más geófonos triaxiales, con una apropiada respuesta en frecuencia (4,5-14 Hz), direccionales y dotados por un sistema de anclaje a las paredes del tubo.

 

3. un sismógrafo multi-canal que registre en forma digital las formas de onda y que registre su memoria de masa.

 

4. un transductor (trigger) alojado en la fuente, necesario para la identificar el instante de partida de la solicitación dinámica mediante masa de golpeo.

 

Durante la perforación, para reducir el efecto de las perturbaciones en el terreno, los orificios se sostienen con fango bentónico y su diámetro se mantiene más bien pequeño.

Los sondeos se entuban, generalmente con tubería de PVC, y se rellenan con una lechada generalmente compuesta por agua, cemento y bentonita en proporción de 100, 30 e 5 partes en peso respectivamente.

Antes que nada, es importante asegurarse que el sondeo esté libre de obstrucciones y que el tubo no esté dañado.

 

 

 

 


© 2020 Geostru